A propósito de la represión en el estado Lara #Venezuela

La represión desatada en el estado Lara ha sido bestial, los registros apuntan al ensañamiento. La mayoría de las víctimas en esta nueva etapa de protestas son de ese estado del interior. El dato no es poca cosa si consideramos que uno de los aspirantes a encabezar la “transición” es su gobernador, quien hoy denunciaba al SEBIN y a los grupos paramilitares del gobierno (colectivos) como responsables de la violencia. Esa reacción del mandatario regional no hace sino reforzar la percepción que uno tiene sobre la escalada de violencia en Barquisimeto, Cabudare y hasta Carora. No se trata solamente de los asesinatos a manos de fuerzas paramilitares, los heridos y daños materiales. La violencia ha llegado por la vía judicial con la presentación de periodistas en tribunales. Esa advertencia que hace el gobernador dice mucho, porque efectivamente el ensañamiento busca profundizar el daño y mostrar que el primer mandatario regional no tiene poder para proteger a la población de la violencia auspiciada por el régimen. El mensaje no va dirigido a Lara, quienes conocen de sobra a su gobernador, sino al resto del país, desmontando el argumento que soporta su idoneidad para una posible transición, como hombre conocedor del chavismo y del mundo militar. El mensaje del régimen es que no importa de quién se trate, que la única garantía es que no habrá paz si el chavismo sale del poder, porque son ellos quienes controlan la violencia. Y para ello cuentan con los Militares.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *